Localización de fugas de agua

Cuando una instalación pierde agua por algún punto, no siempre resulta sencillo encontrar el lugar exacto de la fuga.
Para ello, es necesario contar con la tecnología necesaria que nos permitirá localizarla con diferentes métodos, dependiendo de la instalación y de la dificultad de acceso a la misma.

Para piscinas, contamos con equipos especialmente diseñados para localizar fugas en estos espacios y nuestro personal está familiarizado con este tipo de averías, resolviéndolas de forma rápida y eficaz.

En cuanto a la localización de fugas en tuberías, disponemos de diferentes medios tecnológicos:

» Equipo geófono: La salida a presión del agua en un conducto produce un ruido que llega hasta la superficie y que puede ser detectado mediante un bastón de escucha. Estos sonidos son procesados y aislados de otros ruidos, con lo que este sistema resulta muy eficaz para encontrar el lugar de la rotura de la tubería.

» Equipos Logger: Estos emisores se instalan en las válvulas de la red de agua y recoge periódicamente el sonido que produce el flujo normal del agua. Cuando se produce una fuga, este sonido variará sustancialmente y se emitirá una señal de radio recogida por un receptor SePem®01 – Master, que avisará de la avería y del lugar de la instalación afectado.

» Equipo Correlador: Mediante la instalación de micrófonos de gran sensibilidad, se recogen los ruidos provocados por las fugas y, mediante un método matemático basado en distintos factores, como pueden ser el tiempo que tarda en llegar el sonido, el diámetro o material del tubo, se calcula la posición exacta de la rotura. Estos aparatos aplican la más moderna tecnología, por lo que no se ven afectados por el tráfico, las condiciones metereológicas o las características del terreno.

» Cámaras termográficas: Este método de inspección se basa en el principio de que los elementos de una instalación, aumentan de temperatura cuando su funcionamiento no es correcto. Valiéndose de cámaras de detección de calor y analizando las variaciones térmicas, se consigue localizar el lugar de la avería.

» Cámaras robotizadas: En Inspecciones Montero disponemos de un robot CCTV dotado de una cámara oscilogiratoria con zoom, para inspeccionar redes de alcantarillado. Con este sistema podemos recorrer grandes tramos de conductos desde 150 mm a 1000 mm de diámetro (la mayoría de los conductos de saneamiento) y visualizar desde un ordenador el estado general. Así, se pueden realizar tanto revisiones como localización y prevención de averías. Este método, combinado con los equipos de limpieza de tuberías y de rehabilitación, permite obtener unos resultados óptimos, sin obras y con un coste reducido.

» Sistema de gas: Utilizando un equipo de gas trazador que se introduce por las tuberías, obtenemos unos gráficos de los puntos por los que el agua se está filtrando, pequeños poros que con otros métodos son más difíciles de localizar. Este gas está compuesto por un 5 % por hidrógeno y un 95 % de nitrógeno a cinco atmósferas de presión, que es muy ligero y sale a la superficie, siendo recogido por un detector que indicará el lugar de la fuga. No es inflamable ni tóxico, según la norma ISO 10156.  

AVISO LEGAL · LSSI · POLÍTICA DE COOKIES · POLÍTICA DE PRIVACIDAD

Fugas de agua en Madrid

Este sitio emplea cookies como ayuda para prestar servicios. Al utilizar este sitio, estás aceptando el uso de cookies. OK Más información