Fugas de agua Málaga

Desatascos caseros

En ocasiones los problemas en las redes hidráulicas pueden ser solucionados por los mismos usuarios, que de esta manera se ahorrarán un dinero y obtendrán resultados con muy pocos recursos. Los desatascos caseros deben darse cuando el problema a solucionar no es muy importante. Si el agua amenaza con desbordarse o se intuye una incidencia mayor, hay que ponerse en contacto con profesionales.

Los usuarios se encuentran con diversos problemas en sus redes e instalaciones de agua, entre ellos y de los más comunes, los atascos en el fregadero.

Para llevar a cabo desatascos de fregaderos, se puede proceder de la siguiente manera: se echa en un vaso de agua vacío, bicarbonato hasta la mitad. También se llena hasta la mitad otro vaso, esta vez con vinagre.

El primer paso es dejar que el bicarbonato (que también puede ser sal de frutas o levadura química) caiga sumidero abajo, intentando que no se apelmace (de ahí que el fregadero deba estar seco). Después del bicarbonato, se vierte el medio vaso de vinagre, y se deja la combinación efervescente a lo largo de unos 15 o 20 minutos, tras lo cual se vierte una olla con agua hirviendo con sal. Este último paso debería limpiar por completo el desagüe, aunque hay situaciones más complejas que requieren intervención profesional.

Otra posibilidad es desatascar el váter con métodos caseros, como el que se sirve de una fregona y una bolsa de plástico. Esta técnica se utiliza cuando el nivel de agua de la taza no baja o baja lentamente, señal de que hay una acumulación de restos en el desagüe. Tras cubrir completamente el mocho con la bolsa de plástico, se introduce por el hueco de desagüe de la taza, provocando un efecto vacío. Entonces se empuja y se tira varias veces, hasta que el atasco queda disuelto.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE